viernes, octubre 12, 2007

¿Qué nueva sorpresa nos depara el mundo mañana?

Muy bien hecho, Paul.

Nostalgia por 1997: la Inteligencia Colectiva en el nuevo milenio*

Constantino Ventura A.

Hace diez años nos hallábamos en un instante de impaciente exaltación, era 1997 y en ese momento las visiones apocalípticas de fin de milenio mostraban el rostro de temor de una sociedad global ubicada a mitad de camino entre el pensamiento mágico religioso y el pleno convencimiento de una era dominada por la ciencia y la tecnología. Si buscamos evidencias de esta afirmación hallaremos decenas de películas, novelas, ensayos, poemas, series de televisión y artículos en diarios y revistas que dan muestra de ello y de la desesperanza colectiva presentes en muchas latitudes.

Hoy, sin embargo, adentrados ya en la primera década del nuevo milenio, aunque el panorama no es del todo alentador, nuevos discursos emergen y configuran un incipiente horizonte de esperanza y vitalidad. Así por ejemplo, las ideas democráticas y liberales se consolidan en el ámbito de la política global, el postulado de una tercera vía económica suma mayores adeptos y la pretensión de impulsar el desarrollo de los pueblos con una visión de sustentabilidad define programas y propuestas de gobierno de toda índole. De igual manera, cada jornada nos convencemos un poco más de que la visión del pensamiento complejo, por un lado, y la teoría del caos, por el otro, han llegado para quedarse en las ciencias humanísticas y sociales.

Entre este cúmulo de ideas, existe una que subyuga de manera especial a quienes se dedican al estudio o al ejercicio profesional de la comunicación y es aquella interesada en el surgimiento y consolidación de una sociedad abierta, reflexiva y comunicante, en sustitución de la tradicional sociedad de la información aún prevaleciente. Esta pretensión ha llegado de la mano de las innovaciones tecnológicas de última generación y existen atisbos serios de propuestas que abogan por una democratización de la información y el conocimiento en todos sus niveles.

Precisamente, en torno a los cambios gestados a partir de la nueva realidad tecnológica, el francés Pierre Lévy ha impulsado la idea de buscar la conformación de una inteligencia colectiva global. La conectividad que permiten las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TICs) le han llevado a considerar la posibilidad de abrir canales de intercambio intelectual, científico y tecnológico que permitan el libre acceso a contenidos y saberes encaminados a abatir disparidades. Para Lévy se trata de hacer emerger y visualizar nuevos contextos, de construir posibilidades de acción dentro de una nueva realidad compartida por diversos individuos, de edificar juntos mundos virtuales, pues considera que “en el ciberespacio es posible trabajar con millares de personas y por lo tanto pensar juntos".

La idea de una posible interacción inteligente en la búsqueda de soluciones globales para añejas o nuevas problemáticas supone, no solo un cambio en las dinámicas de generación del conocimiento, sino una transformación en la lógica de las relaciones humanas y una evolución en la naturaleza de los intereses y motivaciones del trabajo científico; supone dejar atrás el egoísmo individual y pensar en los posibles beneficios colectivos, igual que lo hizo John Walker, aquel químico inglés que en 1826 descubrió por casualidad el uso del fósforo, pero que decidió no patentarlo por considerar a este descubrimiento como un “bien público”.

Como lo supone Lévy, la concepción de la inteligencia colectiva parte del reconocimiento humilde de que nadie es el titular exclusivo de los saberes humanos y de que, día a día, éste puede ser enriquecido con la participación de una comunidad global con profundo sentido de responsabilidad social.

De hacerse realidad, la propuesta de la inteligencia colectiva se confirmaría como una de las ideas más revolucionarias en el nuevo milenio; un verdadero hito, un parteaguas que nos llevaría a mirar con nostalgia el siglo y  milenio recién concluidos. El reto fundamental, ante este panorama, será garantizar a la mayor cantidad posible de individuos el pleno acceso a las bondades del universo cibernético.


*Versión extensa del texto publicado originalmente en el periódico "El Centinela", prensa gratuita.


jueves, agosto 23, 2007

Mar ajeno



Y cuando todo 
haya concluido
el mar
solo el mar
será mudo testigo
de nuestra ausencia.

jueves, agosto 09, 2007

Una nube de espacios en blanco


En un mar de letras
percibo al fondo
los vestigios residuales 
del poema:
el andamiaje que le daba
sentido se halla roto y oxidado:
es más, no hay memoria 
para sus restos:
todo parece una nube
de espacios en blanco.

viernes, julio 13, 2007

Verano interminable

Demasiado calor
demasiada MTV
mil litros de cafeína cada jornada
cervecitas sol, con o sin alcohol,
noches enteras en la web:
cientos de blogs y face pages visitados
cuatro millones de charlas insulsas
en el chat room
sobreexposición mediática
una tarde en la playa
y quemaduras leves 
en cuello y hombros

Hiroshima, mi amor
--Dios salve a Resnais--
de por medio y
el tiempo que se detiene:
el verano interminable.

jueves, junio 14, 2007

Otra Nueva Etapa





Un buen número de horas de vuelo.
¿Tradición? ¿ponerse al día?
Sepa.
Aquí vamos de nuevo:
ahora en la etapa azul.

lunes, mayo 14, 2007

¿Dónde quedó el control?



Hay pesadillas insufribles, como ésta:
depertar cansado y darse cuenta que es lunes
que el deber de la rutina llama
y el fin de semana pronto será un espejismo
que poco a poco irá borrándose.

Hay una nostalgia de mi,
del que fui y ya no seré
en verdad intimidante.

¿Alguien sabe dónde quedó el control?

martes, marzo 06, 2007

No es sueño.

Con toda la impotencia
y el coraje
la piel se eriza a tramos
y se transforma en corteza de miedo
con el solo redoble de la noche
con las uñas que amenazan herir
el cuerpo, las ideas, los huesos, las palabras…

No, señor, la vida no es sueño,
de ello estoy seguro;
en todo caso, pesadilla
ópera bufa escrita y dirigida
por una secretaria perezosa;
ideada por un dios enfermo,
alcohólico y perverso;
conducida por un doliente
y amargado pederasta.

La tragedia nuestra
es que en ese guión contradictorio,
cargado de situaciones estúpidas,
nos han tocado dos líneas,
dos intervenciones monosilábicas,
y como personajes cuasi-mudos
estamos obligados a permanecer
en escena
como evidencia de la paradoja esencial:
el vacío, el silencio y la ausencia

extrema de sentido.

jueves, febrero 22, 2007

¿Es la vida un Carnaval?

Hay razones técnicas para ello:
la existencia continúa su trajín
vulgar y ordinario
después del Carnaval:
el azul vuelve a ser gris
y lo cotidiano engulle
nuestros cuerpos y ánimos
en un bocado...
C'est la vie:
se transita de la luz
a la noche en fracción
de segundos;
lo demás
es polvo de estrellas
sobre el bulevar.

viernes, enero 26, 2007

Narraciones con voz hueca

-- i --
Todas las historias
son la misma historia:
a veces nos falta
una sonrisa
una lagrimita insomne,
pero en el fondo
somos la calamidad
de todos los días.














-- ii --
Hoy hemos comido
sopa de letras
y he descubierto
mi nombre en el fondo del tazón:
estoy seguro,
algo o alguien me llama
desde la dimensión oculta,
algo o alguien me deletrea,
¿verdad Octavio?.

martes, enero 23, 2007

CLASICOS AL DIA

Nadie
moja
su trasero
dos veces
en el mismo
charco.
El 2007 llega
con su carga de lágrimas:
despedidas,
reencuentros,
tristezas y
alegrías.

cada jornada
es una oportunidad
para volver a regarla.

martes, enero 09, 2007

¿La vida esta en otra parte?

Cuanta razón de Lenon cuando escribía: "La vida es lo que te ocurre mientras estás ocupado haciendo otros planes".